Lunes - Sábado10AM - 5PM
OficinaAv. Ejército / Av. Lima 100 Of. 611
Nuestras redes sociales

SOBRE EL AUTOR

Alcides Zenteno Chamber

Socio y Director de Consultoría de MBS Consulting

Saber más del autor

En nuestra primera entrega de post sobre este tema nos referimos a diferenciar la innovación de gestión de otros procesos de innovación como el de productos, en el sentido que el primero aporta realmente trascendencia en los resultados a largo plazo de una organización a diferencia de la innovación de productos y servicios, cuyos resultados son más tangibles en el corto plazo y además son más fácil de imitar. El ejemplo más claro en este punto, son los Japoneses y los Asiáticos.

Cuando se habla de innovación de gestión debemos replantearnos todo lo que hacemos, esa es la primera premisa para que un proyecto de innovación en gestión funcione. En este artículo, enfatizaremos en hablar de innovación desde un punto de vista práctico.

Según Drucker “La innovación más que genialidad, es fruto del trabajo duro”. Es muy frecuente escuchar a los directivos de empresas cuando se refieren a innovación asociarlos con las personas que proporcionan las ideas en la empresa”. asociar la innovación solamente a “ideas” es el primer error estratégico que cometen las empresas cuando quieren abordar este tema. En efecto, tener ideas es sencillo, tener buenas ideas ya es más complicado, pero lo que realmente constituye un reto estratégico para las empresas es generar continuamente buenas ideas y convertirlas en ventaja competitiva. Eso es “innovación”.

En el mundo empresarial, si bien se reconoce la importancia estratégica de la innovación como una palanca de desarrollo, sin embargo la realidad de muchas empresas dice lo contrario. Según nuestra experiencia propia y lo reflejado en diversos estudios internacionales, un 50% de los directivos no están contentos con la rentabilidad de sus inversiones en innovación por distintos motivos.

 ¿Por qué  la innovación no genera los rendimientos deseados?

En la fig. N°01, se ilustra una cadena de valor donde unimos la visión estratégica del negocio, los aprendizajes y mejoras y los clientes y resultados

Partiendo de este análisis, los mayores puntos débiles que encontramos son los siguientes:

  • La baja generación de “ideas”, es decir, el personal no se siente estimulado a generar las suficientes ideas dentro de la organización; hay una “falta de visión, perspectiva” que produce “letargo” a toda la organización.
  • No encontramos una metodología para “filtrar” las ideas que se generan, como ocurre con las técnicas de círculos de calidad japonés, por ejemplo.
  • Ausencia de indicadores y objetivos del proceso.
  • Falta de alineamiento de este proceso con la estrategia y el objetivo estratégico de la organización
  • Falta de compromiso de la Alta Dirección con el proceso.
  • Carencia de una metodología para la puesta del nuevo producto/servicio en el mercado.

 ¿Qué prácticas debemos seguir?

El punto principal para entender la innovación como estrategia de aprendizaje permanente en la organización, es seguir prácticas que ayuden a conseguir mejoras radicales en los resultados:

  1. Integrar la estrategia de innovación a los objetivos estratégicos de la empresa y ser un compromiso de la alta dirección
  2. Definir objetivos a partir de la estrategia ¿Qué es lo que se pretende mejorar? Manejar 3 o 4 indicadores.
  3. La cultura organizacional debe estar orientada a la innovación y cada una de las personas de la organización deben estar comprometidas con ella.
  4. La organización debe estar abierta a colaboraciones externas como fuente de ideas
    Se deben integrar los objetivos de innovación dentro del Cuadro de Mando Integral y del control de gestión.
  5. Supervisar el proceso en todas sus áreas: recursos, proceso y resultados. Es necesario emplear herramientas informáticas para que el proceso sea más colaborativo y eficiente posible.
  6. La estructura organizacional debe estar orientada a la innovación de procesos
  7. Asignar recursos a la innovación y fijar una retribución variable en función de resultados de innovación.
  8. Desarrollar un proceso formal de desarrollo de producto y de ingreso del producto en el mercado y atenerse a él.

 ¿Qué Indicadores y objetivos debemos utilizar para medir la innovación?

 Existen indicadores más sencillos, que otros, de entender por parte de la organización, estos son:

  • Ventas de nuevos productos
  • Inversión en innovación /US$ de ventas
  • Time to market
  • Porcentaje (%) de ventas de nuevos productos sobre el total de ventas de la empresa
  • Porcentaje (%) de margen de contribución de nuevos productos sobre el total de ventas de la empresa

El más importante de todos es el  “Retorno de la innovación” que básicamente mide los beneficios obtenidos por la innovación con los recursos utilizados. Este es un indicador que hay que definirlo para cada caso en concreto. En organizaciones con tecnologías de gestión más avanzadas, los indicadores a emplear se deben separar en las tres grandes áreas: recursos (qué recursos asignamos al proceso), proceso (calidad del proceso) y resultados (qué resultados obtenemos con el proceso)

Algunos ejemplos son:

Recursos: 

  • % del presupuesto asignado a innovación
  • % de personas dedicadas exclusivamente a innovación
  • % de personas que han recibido formación en innovación
  • % de emprendedores (que han empezado algún negocio antes de incorporarse a la organización). Sobre el total de personas de la organización

Procesos:

  • Time to market (tiempo medio desde la idea hasta el lanzamiento al mercado
  • Número de ideas propuesta
  • Ratio de ideas exitosas sobre el total de idea
  • Número de proyectos “paralizados” en cada fase

 Resultados: 

  • Tasa de nuevos productos/servicios lanzados
  • % de ingresos de los nuevos productos sobre el total ingresos de la empres
  • % de margen de contribución de los nuevos producto
  • % Canibalización de ventas de nuevos productos contra existentes

En conclusión

El proceso de innovación de nuevos productos/servicios, es clave para la competitividad en muchos sectores y no podemos dejar su éxito al azar por lo que la metodología y un cambio cultural es necesario para asumir procesos de innovación en una organización

MBS PERÚNuestras sedes
Estamos ubicados en las ciudades de Lima y Arequipa
NUESTRAS OFICINAS¿Dónde nos encuentras?
https://mbsperu.com/wp-content/uploads/2019/04/img-footer-map.png
TAMBIÉN NOS ENCUENTRASNuestras redes sociales
Ponte en contacto de una manera más rápida.
MBS PERÚEstamos ubicados en las ciudades de Lima y Arequip
Estamos ubicados en las ciudades de Lima y Arequip
NUESTRAS OFICINAS¿Dónde nos encuentras?
https://mbsperu.com/wp-content/uploads/2019/04/img-footer-map.png
Lima
Arequipa
TAMBIÉN NOS ENCUENTRASNuestras redes sociales
Ponte en contacto de una manera más rápida.

Copyright 2022 MBS Perú. Todos los derechos reservados.

Copyright 2022 MBS Perú. Todos los derechos reservados.